Las mascarillas también se fabrican en Béjar

Leer el artículo original en elplural.com >

Mascarillas Béjar ha reconvertido su fábrica textil para abastecer a la población e impulsar la industria nacional.

La crisis del coronavirus ha tenido múltiples efectos en aquellos países que han sufrido el impacto de la pandemia. En el caso de España, con más de 233.000 casos confirmados y más de 27.000 fallecidos, el Gobierno ha extendido el uso obligatorio de mascarillas para los mayores de seis años, tanto en espacios públicos cerrados como en la calle, en el caso de que no se garanticen los dos metros de distancia de seguridad recomendados.

El uso de la mascarilla como medida de protección ha sido clave en la gestión de la crisis, sin embargo, no ha estado exenta de polémica. Desde el desabastecimiento desde principios de marzo hasta lotes defectuosos importados desde el extranjero, en una lucha de mercado entre los diferentes Estados que buscaban hacerse con este material de protección, habitualmente fabricado en China.

Sin embargo, no es necesario acudir al mercado internacional en busca de mascarillas cuando la propia industria nacional se ha movilizado para abastecer a la población. Es el caso de Mascarillas Béjar, una marca que ha surgido de Fibras Textiles Sánchez SL, una pequeña empresa familiar con más de 30 años de experiencia situada en Béjar, centro textil de la provincia de Salamanca.

En su historia, la empresa se ha dedicado a la fabricación de productos textiles para el descanso y ahora, con la pandemia del coronavirus, se ha reconvertido hacia la fabricación de mascarillas quirúrgicas de alta filtración. Un fuerte impulso a la industria nacional, de cara al abastecimiento de un producto que será imprescindible en la nueva normalidad.

De hecho, Mascarillas Béjar consiguió adelantarse a la llegada del coronavirus en España después de ver lo que estaba ocurriendo en los países inicialmente afectados como China e Italia. De esta forma, a finales de febrero tomaron la decisión de readaptarse a esta situación y a mediados de marzo ya estaban comenzando a confeccionar mascarillas.

Actualmente fabrican 140.000 mascarillas diarias

Alberto Sánchez, director de Mascarillas Béjar, explica que actualmente cuentan con una máquina de fabricación de mascarillas, importada desde Taiwan, con la que fabrican 140.000 mascarillas diarias en dos turnos de trabajo. El objetivo es llegar a tener un total de seis máquinas a mediados de junio, lo que supondría alcanzar una producción final de 1 millón de mascarillas diarias, según cifras de la compañía.

Esto también se reflejará en la creación de empleo, con 60 nuevos puestos de trabajo previstos a finales de junio para una población como Béjar, con 12.700 habitantes. Una iniciativa con la que fomentar la creación de empleo en un momento en el que otros sectores están pasando por sus peores momentos.

Mascarillas Béjar comenzó a trabajar con los seis trabajadores habituales de la empresa, número que ha aumentado hasta los 25 actuales y que prevé alcanzar el centenar de empleados a finales de junio, con especial importancia para los habitantes de la localidad. Según fuentes de la empresa, esta reconversión ha evitado despidos, además de ahora fomentar el empleo local.

Por el momento, Mascarillas Béjar solo suministra a nivel nacional pero ya prevén expandir su negocio a nivel internacional en el mes de junio. Con esta iniciativa, España podría convertirse en uno de los principales suministradores de mascarillas en un mercado en el que la demanda de los países afectados ha llegado a sobrepasar a la oferta. Asimismo, la empresa prevé convertirse en "la primera empresa en potencia de fabricación de mascarillas quirúrgicas en Europa".

El propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha reivindicado recientemente en el Congreso “capacidad de autoabastecimiento e industria propia” para evitar la “especulación”, como ya ha ocurrido en el caso de los productos de protección ante el coronavirus, precisamente guantes y mascarillas.

Tres packs diferentes

Las mascarillas cuentan con protección de triple capa y un filtro TNT que permite una filtración del 95% de gérmenes y polvo y el modelo está certificado por la norma UNE-EN14683:2019+AC y el Instituto Tecnológico Textil (Aitex).

La propia compañía recuerda que las mascarillas quirúrgicas son las más adecuadas para la población, con el objetivo de combatir el coronavirus. Así, recuerda que es importante mantener la distancia social y cambiar la mascarilla cada 6-8 horas. “Las mascarillas quirúrgicas resultan ser la mejor opción al ser eficaces y más económicas que el resto de alternativas”, aseguran en su página web.

La compañía ha puesto a la venta tres packs diferentes en su página web: el pack single con 100 mascarillas, por un precio de 76 euros; el pack familiar de 200 unidades, por 144 euros, y finalmente el pack profesional, con 2.000 mascarillas, por un precio de 1.360 euros. De esta forma, la compra de mascarillas se hace de forma rápida y segura, sin necesidad de moverse de casa gracias al envío a domicilio.

Mascarillas Béjar


Tal ha sido su boom durante la crisis sanitaria que personalidades y celebrities han confesado estar haciendo uso del producto. Es el caso de Andrea Duro, Itziar Castro, Asier Etxeandía o Ana Milán, que en sus populares directos de Instagram recomendó a sus seguidores las mascarillas fabricadas en Béjar.


Mascarillas Béjar en Instagram

Además, la empresa también ha realizado donaciones a ONGs y a iniciativas especiales para paliar los efectos de la crisis, tanto sanitaria como económica, para los más vulnerables.

Leer el artículo original en elplural.com >