Mascarillas de tela

Desde el inicio de la pandemia sanitaria se ha buscado la mejor forma de evitar el contagio de COVID-19. Al igual que con otras enfermedades similares, lo mejor es evitar estar en contacto con otras personas y mantenerse en casa, pero cuando esto no es posible se debe recurrir a otros métodos como los de barrera, es aquí donde entran las mascarillas de tela, mascarillas quirúrgicas y mascarillas FFP2 y FFP3.

Si bien ha habido controversia a nivel mundial con respecto al uso de mascarillas, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud siguen siendo una herramienta valiosa para frenar o por lo menos disminuir el contagio. Además, en España su uso es obligatorio para actividades públicas. Existen diversos tipos de mascarillas, desde aquellas de fabricación casera hechas de tela, pasando por las quirúrgicas y otras más especializadas como las FFP. Sin embargo, ¿son fiables las mascarillas de tela por encima de las quirúrgicas?

¿Mascarillas de tela o mascarillas quirúrgicas?

Las mascarillas de tela son una opción que utiliza mucha gente al ser reusables y más estéticas que las quirúrgicas. Se pueden incluso fabricar en casa o personalizar con una máquina de coser o hilo y aguja. Existen numerosos modelos en venta y quien lo prefiera puede personalizar su propia mascarilla. No obstante, las mascarillas de tela no están homologadas, no garantizan máxima eficacia frente al virus e incluso están prohibidas en ciertos lugares como los hospitales. ¿Por qué sucede esto?

Respecto a las mascarillas de tela, presentan un problema importante: el tipo de tejido y que la inmensa mayoría no tienen filtro. Si utilizas una mascarilla de tela, sin importar como sea el tejido o si tiene filtro o está homologada, se reducirá notablemente la eficiencia para dejar pasar líquidos o aerosoles.

Los líquidos vendrían siendo las gotas de saliva o incluso gotículas (gotas diminutas) que la gente expide al hablar, toser o exhalar, mientras que los aerosoles son las partículas suspendidas que pueden permanecer largo rato. Una de las principales desventajas de las mascarillas de algodón, por ejemplo, es que es un material que se caracteriza por absorber la humedad, lo cual lo hace contraproducente contra el virus. Además, como hemos dicho, las mascarillas de tela no están homologada y las autoridades sanitarias la desaconsejan porque tiene una efectividad menor que la mascarilla quirúrgica.

Ventajas de las mascarillas quirúrgicas frente a las mascarillas de tela

Las mascarillas quirúrgicas son consideradas como un “producto sanitario” o PS, que tienen varias funciones. Una de las principales es evitar la transmisión de agentes infecciosos por parte de su portador. Se diseñan de dentro hacia fuera para evitar que se diseminen virus o bacterias provenientes de boca, nariz o garganta, por eso las usa siempre el personal sanitario en un quirófano. También protegen a quien las usa de salpicaduras de líquidos contaminados, ya sea provenientes del ambiente, de un recipiente o de un emisor.

Pero además las mascarillas quirúrgicas tienen la importante función de proteger a quien las lleva y a los demás, ya que así se reduce el riesgo de propagar infecciones, sobre todo en situaciones pandémicas como la que estamos viviendo.

Una de las cosas que más se han criticado de las mascarillas quirúrgicas frente a las mascarillas de tela es que son de un solo uso y que deben desecharse al final del día o incluso a las 6 horas de llevarla puesta. Por otra parte, está la cuestión medioambiental de usar tantas mascarillas y la comodidad de no estar comprando todo el rato mascarillas desechables.

Estos problemas se subsanan con mascarillas quirúrgicas reutilizables como las que te ofrecemos en Mascarillas Béjar que permiten hasta cinco lavados. Además, para que no tengas que estar todo el rato comprando mascarillas quirúrgicas, disponemos de ofertas de packs familiares de 200 mascarillas que mándanos directamente a tu casa o donde nos digas.

Es muy importante que recuerdes que antes de salir de casa debes colocarte correctamente tu mascarilla, sin dejar espacios libres que sean fuentes de infección. No tocarla ni mucho menos colocarla por debajo de tu nariz o de tu barbilla, ya que perdería totalmente su eficacia. No lo olvides, todos somos potencialmente positivos asintomáticos, así que es preferible tener cautela en el momento de salir a la calle o estar en espacios cerrados con más personas.

Dónde comprar mascarillas efectivas contra el coronavirus

Tanto si tienes una empresa como si necesitas mascarillas para tu familia, lo mejor es comprar packs de mascarillas quirúrgicas al por mayor para tenerlas siempre al alcance. En Mascarillas Béjar tenemos packs de mascarillas a un buen precio. Son ligeras, cómodas, te protegen a ti y a los otros con un 99,7% de efectividad.

Asimismo, uno de los problemas de las mascarillas quirúrgicas frente a las mascarillas de telas es que las primeras no son nada estéticas. En Mascarillas Béjar solucionamos esto con nuestros packs de mascarillas quirúrgicas reutilizables en diferentes colores y estampados. Puedes utilizarlas varias veces con hasta cinco lavados y combinarán con tu ropa como si fueran de tela. Disponemos de una colección exclusiva de mascarillas hecha para Mascarillas Béjar por los diseñadores Ana Locking, Roberto Torretta, Devota&Lomba e Ion Fiz.

Incluso hacemos mascarillas quirúrgicas personalizadas y reutilizables con el logo o nombre de tu empresa, club deportivo o negocio, para lucir más profesional. Somos la única empresa de España que ofrece este servicio para mascarillas quirúrgicas. Consulta los precios en nuestra web en donde encontrarás ofertas irresistibles. Para cualquier duda contacta o escribe a info@mascarillasbejar.com