Tutorial de mascarillas con filtro

Ya sea porque en su día había escasez de mascarillas quirúrgicas y mucha gente optaba por hacerse su mascarilla casera para protegerse, o porque la gente busca mascarillas personalizadas con algún diseño en especial y optan por hacérselas en casa, la cuestión es que muchos buscan un tutorial de mascarillas con filtro para hacer sus propias mascarillas en casa. 

Lo primero que debemos saber es que las mascarillas de tela y/o caseras, al no estar homologadas y no tener un filtro adecuado, no son lo más recomendable, aunque sigamos al pie de la letra el tutorial de mascarillas con filtro. Eran una opción ante la escasez, pero en la actualidad donde ya es posible obtener mascarillas quirúrgicas en cualquier sitio, algunas de ellas mascarillas personalizables o mascarillas de marca como las de Mascarillas Béjar, deja de ser necesario fabricarlas en casa. Aun así, por si te encuentras en algún apuro, te damos el tutorial de mascarillas con filtro.

Tutorial de mascarillas con filtro: pasos para hacer tu mascarilla casera

La mascarilla casera con filtro está formada por dos capas de tela y un bolsillo entre ellas para poner un filtro opcional. Se sujeta con un cordel o lazos elásticos en las orejas. También puedes coser un cordel para que se ajuste alrededor de la cabeza. 

Puedes elegir cualquier tela de algodón o algodón y poliéster que te guste. Asimismo, puedes usar la misma tela para el exterior y el forro si quieres, o utilizar otras diferentes para ayudarte a recordar qué lado es el interior y cuál el exterior. Si quieres asegurar el tamaño y forma de tu mascarilla, descárgate patrones que hay en internet para recortar tu trozo de tela de forma exacta. 

Para proteger los lados de las telas, dales un acabado limpio añadiendo una puntada en zig zag o si tienes una remalladora (un tipo especializado de máquina de coser que hace puntadas), úsala. Esto solo debe hacerse en los lados de la pieza principal de tela.

Tutorial de mascarillas con filtro 2- Dobla tu pieza principal de tela por la mitad con los lados derechos juntos.

- Sujeta con alfileres los bordes superiores en zigzag.

- Cose en ambos lados del borde superior en zigzag con un margen de costura, dejando un espacio en el centro. Este espacio será la abertura del bolsillo para el filtro.

- Centre el margen de costura y use una plancha para planchar el margen de costura.

- Gira la mascarilla hacia el lado derecho.

- Añade pespuntes a ambos lados de la costura. Debe estar aproximadamente a 1/8 "de la costura y mantener el margen de costura plano y en su lugar.

- Aplana la mascarilla y coloca la abertura de la costura / bolsillo hacia abajo desde el borde superior. Para ayudar en el siguiente paso, puedes presionar esta parte plana y fijar los bordes abiertos juntos.

- Cose una puntada de borde alrededor de todo el borde exterior lo más cerca posible del borde.

- Para estas mascarillas usa un alambre.

- Comienza con un trozo de alambre y usa unos alicates para girar los bordes un par de veces y redondearlos para que no sean puntiagudos. Haz un agujero a través de la tela una vez terminado.

- Inserta el alambre a través de la abertura del bolsillo y céntralo en el borde superior de la costura.

- Para bloquearlo en su lugar, cóselo justo sobre la puntada anterior en el borde superior de la costura de la abertura del bolsillo. Tu bolsillo aún debe estar abierto y ser funcional.

- Trabajando desde el frente de la máscara (la parte posterior es el lado con la abertura del bolsillo) añade tres pliegues. Puedes añadir tantos como quieras, pero así es más cómodo.

- Sujeta los pliegues con alfileres y plánchalos.

- Cose a lo largo de todo el lado con una puntada de borde para mantener los pliegues en su lugar y repite para ambos lados.

- Centra una tira en la parte posterior de uno de los lados plegados ​​con los lados derechos juntos y fíjelos en su lugar.

- Dobla el exceso hacia la parte delantera de la mascarilla y fíjela con alfileres.

- Cose el sesgo a la máscara con una puntada de borde.

- Repite estos pasos para el lado opuesto.

- Dobla la cinta al bies y presiona los pliegues hacia abajo con una plancha.

- Repite (tira de tela cortada al sesgo) para ambos lados.

- Para terminar los bordes, dobla el sesgo hacia la mascarilla dos veces y fíjalo en su lugar. Deberías tener los bordes doblados. Esta unión creará un túnel por el que se deslizará el cordel.

- Cose a lo largo del borde interior del ribete con una puntada de borde para mantener el ribete en su lugar y dejar espacio para el cordel. Repite para ambos lados.

- Coge un cordel o tira elástica y sujeta un extremo a un imperdible.

- Desliza el pasador de seguridad a través de un lado y empújalo hasta el final.

- Para asegurar el cordel, haz un nudo doble en los extremos para que queden apretados.

- Para terminar, tira del cordel para deslizar el nudo en el ribete. Esto ocultará el nudo. Esta parte puede ser un poco complicada dependiendo del tamaño del cordel que uses.

Compra mascarillas quirúrgicas personalizables y de marca en Mascarillas Béjar

Si te quieres ahorrar todo el trabajo para tener una mascarilla casera, y además tener mascarillas quirúrgicas cien por cien homologadas, efectivas y que puedan ir a la moda, entra ya en la web de Macarillas Béjar. Tenemos packs de mascarillas quirúrgicas en diferentes estampados y colores elaborados por diseñadores como Ana Locking, Roberto Torretta, Devota&Lomba e Ion Fiz. Si buscas mascarillas personalizadas para un evento, empresa, etc, también te las hacemos. Nuestras mascarillas quirúrgicas se pueden además reutilizar y lavar hasta cinco veces, por lo que ahorrarás en mascarillas. Y además son las más recomendadas frente a las mascarillas sólo de tela, que ya no dejan usarlas en muchos sitios como hospitales. Contacta ya con nosotros o manda un correo a  info@mascarillasbejar.com y descubre el universo de Mascarillas Béjar 100% hechas en España.